Construcción sostenible y cambio climático

La industria de la construcción se ha sumado en los últimos años a todas las acciones dirigidas a reducir el impacto del cambio climático en nuestra vida. Por eso hoy hablar de Construcción sostenible es una necesidad y la posibilidad de tener una mejor calidad de vida.

Construcción sostenible

En esta búsqueda de la sostenibilidad, se hace un intercambio de uso de materiales no renovables, una reutilización de muchos de ellos que permite una reducción considerable del costo de vida y además ahorro en el consumo energético que es uno de los principales factores que contribuyen al aumento del calentamiento global.

¿Cuáles son las ventajas hoy en día de la Construcción sostenible?

Para quienes viven en este tipo de vivienda han logrado dimensionar la resistencia y buena calidad de los materiales que se usan para la estructura. Nada que envidiar a la construcción tradicional.

De la misma manera, es posible ver cambios en una vida más saludable, más armónica y confortable por el uso de elementos eco-sostenibles.

Para los dueños de este tipo de construcciones también ha sido posible empezar a reflexionar sobre lo positivo del cambio con la Construcción sostenible. Se han dado cuenta de que es mucho más rentable a largo plazo, por la durabilidad de los materiales y la economía en el gasto de servicios como la energía eléctrica.

En los casos en que se hace uso de los techos verdes, paneles fotovoltaicos es posible reducir el impacto ambiental, pero también la carga de consumo dentro de los hogares. Se aporta al paisajismo de la ciudad y todo el entorno urbano puede sentirse un poco más cálido.

 

¿Qué promueve este tipo de construcción?

Construcción sostenible

  1. Promover el ahorro de energía o el cambio de producción de la misma por lo menos en lugares residenciales a través de paneles solares.
  2. Hacer uso de energías renovables. Es decir aquellas que provienen de fuentes naturales como la solar, la hidráulica y la eólica, entre otras.
  3. Disposición de residuos sólidos ecológicos. Hacer uso de técnicas de clasificación de los residuos para aprovechar todo el material reutilizable. También es posible crear abono a través de un compost con el material orgánico que sobra.
  4. Un pequeño aporte con la vegetación. En lugares muy contaminados podemos hacer uso de techos o paredes verdes para sembrar plantas que purifican el aire de la casa. Esto disminuirá un poco el impacto del smoke en nuestros pulmones.

 

En Bioárea creemos en la posibilidad de cambiar estilos de vida a través de la Construcción sostenible. Contáctanos en nuestra línea de whatsapp y cuéntanos acerca de tu proyecto. Te ayudaremos para que también tus espacios se transformen y mejoren tu vida.